Familia

¿Puede el cónyuge viudo perder la herencia de su esposa o marido por entablar una nueva relación?

La Audiencia Provincial de A Coruña, en su sentencia 26/2021, de 2 de febrero, ha estimado la demanda interpuesta por los hermanos de la esposa fallecida, que reclamaban la herencia al marido de ésta por haber entablado una nueva relación, puesto que en el testamento la esposa había establecido como cláusula que si su marido contraía nuevo matrimonio no tendría derecho a la herencia que le dejaba en el testamento.

Así pues, las cláusulas testamentarias son válidas y en ellas se pueden establecer condiciones que los herederos deben respetar para poder disfrutar de la herencia, siempre y cuando no sean imposibles o contrarias a las leyes o las buenas costumbres.

No obstante, lo particular de este caso es que el hombre no llegó a contraer un nuevo matrimonio, sino que tenía una relación de pareja estable con convivencia, por lo que el tribunal entendió que se incumplía la condición impuesta en el testamento y, por tanto, deberá devolver la herencia de su esposa de la que hasta ese momento venía disfrutando, sin que ello afecte al usufructo del cónyuge viudo que por ley continúa perteneciéndole.

¿Cómo afecta la desaparición del Libro de Familia?

Desde el pasado 1 de mayo los Registros Civiles ya no expedirán más libros de familia, que pasarán a ser sustituidos por un registro electrónico individual.

Este nuevo formato digital permitirá agilizar los trámites y podrá ser consultado desde cualquier aparato electrónico. Esto termina con las disputas entre los excónyuges por quién será el custodio del documento familiar, dado que ambos tendrán un código individualizado que dará acceso a su propio registro electrónico individual, en el que se deja constancia de todas las anotaciones que antes aparecían en el libro de familia. Así, cada recién nacido contará con su propio registro electrónico individual.

Por el momento, los libros de familia ya expedidos no pierden su validez y siguen operando como documento oficial válido. No obstante, esta validez es temporal, mientras se incorporan progresivamente los registros individuales.

Este novedoso registro individual tendrá funciones similares a las que desempeñaba el libro de familia: tramitar la baja maternal, dar de alta a los hijos en la cartilla de la Seguridad Social, empadronamiento, solicitar plaza en una guardería o en un colegio público o concertado solicitar el paro o cobrar el subsidio, viajar con un bebé, etc.

¿Se puede extinguir la pensión de alimentos por falta de relación de los hijos con su progenitor?

Sí, en el caso de que exista una absoluta falta de relación entre el progenitor obligado al pago de la pensión de alimentos y sus hijos mayores de edad, siempre que ésta sea por causas imputables a los hijos y no a los progenitores, podrá extinguirse la pensión.

Según la doctrina del Tribunal Supremo, cuando exista una absoluta falta de relación, siempre que la culpa sea atribuible al hijo, éste debe asumir las consecuencias de sus actos, que en este caso pasan por la extinción del derecho a la percepción de la pensión de alimentos.

De este modo, los requisitos que tienen que cumplirse para que se pueda extinguir la pensión del hijo son los siguientes:

  • Que el hijo sea mayor de edad.
  • Que no exista relación de ningún tipo con el progenitor.
  • Que sea una falta de relación perdurable en el tiempo, no basta un momento puntual.
  • Que la inexistencia de relación sea imputable únicamente al hijo, que no quiere tener relación con su progenitor.

El problema que puede aparecer en la práctica es probar quién es el culpable de esa falta de relación entre padres e hijos. Por ello, si se encuentra en un caso semejante, le recomendamos consultar su asunto en concreto, valorando las posibles pruebas que se pueden obtener de esta inexistencia de relación.

¿Es delito dejar de pagar la hipoteca del domicilio familiar tras el divorcio?

La respuesta es sí, no hacer frente a los pagos de la hipoteca de la vivienda que constituyó el domicilio familiar puede ser considerado delito de abandono de familia.

En su reciente sentencia de 25 de junio de 2020, el Tribunal Supremo ha dictaminado que las cuotas hipotecarias constituyen una prestación económica y como tal, encajan dentro del tipo del artículo 227.1 del Código Penal, en el que se prevé el delito de abandono de familia.

Según el alto tribunal, para este supuesto carece de relevancia si el pago de la cuota hipotecaria se califica como deuda de la sociedad de gananciales o carga del matrimonio, lo esencial es que la cuota hipotecaria que gravaba la vivienda familiar cubre una necesidad básica de los menores y que la sentencia que pone fin al matrimonio tendrá en cuenta cómo se efectúa el abono de la deuda hipotecaria a la hora de establecer la pensión de alimentos a favor de los hijos. Así pues, en el supuesto enjuiciado por el Tribunal Supremo, el impago de la mitad de las cuotas hipotecarias a las que estaba obligado el acusado, determinó la ejecución de la que constituía la vivienda familiar, por lo que se privó a los menores de su hogar y con ello de parte de los alimentos que estaba obligado a satisfacer.