¿Qué son las hipotecas multidivisa?

Las cláusulas multidivisa son aquellas que ofrecen al consumidor la posibilidad de pagar las cuotas del préstamo mediante una divisa distinta al euro.

En la práctica, las divisas más utilizadas por las entidades españolas son el yen y el franco suizo; por lo tanto, el pago de las cuotas no se realiza en euros, sino en la divisa referenciada.

Las hipotecas multidivisa suponen un riesgo, pues dependen de la apreciación o depreciación del valor de las divisas en relación con el euro, por lo que como consecuencia de la crisis económica el euro se depreció respecto al yen y al franco suizo, provocando que la deuda hipotecara se elevase considerablemente.

En este sentido, el funcionamiento de este tipo de hipotecas es el siguiente: en el momento en que la moneda elegida como referencia se deprecie frente al euro, con una cantidad igual de esta última se conseguirá una mayor cantidad de divisas y la hipoteca será más económica para el consumidor. En caso contrario, cuando la moneda de referencia se aprecie, será necesaria una cantidad mayor de euros para obtenerla y, así, la hipoteca se encarecerá.

Asimismo, al ser necesario un cambio de divisa en cada imputación del precio, habrá que pagar una comisión, también dependiente del tipo de cambio del momento concreto, aumentando nuevamente su precio.

¿Cómo calificar las cláusulas multidivisa como abusivas?

En principio, un pacto hipotecario en la modalidad multidivisa es válido, el problema surge cuando el banco no ha informado debidamente a su cliente de esta modalidad, vulnerando la exigencia legal de transparencia que deben cumplir obligatoriamente las entidades financieras.

El Tribunal Supremo ha dispuesto que estas cláusulas deben superar los controles de transparencia, lo que supone que se les debe proporcionar a los consumidores información sobre el riesgo que asumen por contratar este producto, pues, en caso de devaluación del euro, la cuota hipotecaria puede dispararse. Esta información, o documentación en la inmensa mayoría de asuntos, no existe, y es el banco quien debe acreditar que la puso a disposición de los consumidores, por lo que, ante la imposibilidad de acreditarlo, prosperaría toda reclamación relativa a la nulidad de la cláusula.

¿Qué hacer frente a una cláusula multidivisa?

Todo consumidor podrá solicitar que se vuelva a calcular el capital prestado a euros, así como, el recálculo de las cuotas pagadas también a euros, y que el capital pendiente de amortizar sea la diferencia entre el capital prestado en euros y la totalidad de las cantidades pagadas (capital e intereses) por su contravalor en euros, con reducción de las cuotas hipotecarias al tipo de interés del Euribor más el diferencial establecido en la escritura.

Para solucionar todos estos problemas, recomendamos que revise toda la documentación de su hipoteca para comprobar si es usted es un afectado por esta modalidad multidivisa, y si fuese así, recomendamos que acudan a un profesional a fin de que estudie la viabilidad de la reclamación y a que procedan, sin más dilaciones, a reclamar su dinero.

¿Hasta cuándo puedo reclamar?

El Tribunal Supremo ha declarado que el plazo para el ejercicio de esta acción es de cuatro años a partir de la consumación del contrato. Ahora bien, la jurisprudencia ha señalado que el momento de la consumación de un contrato hipotecario se produce cuando ambas partes hayan cumplido todas las obligaciones derivadas del mismo, es decir, cuando el consumidor haya pagado la totalidad del préstamo. Por lo tanto, si aún está pagando la hipoteca multidivisa o se encuentra dentro del período de cuatro años desde que abonó la última cuota hipotecaria, se encuentra dentro de plazo para reclamar.

¿Qué puedo hacer si he pagado estos gastos?

Contacte con nosotros y reclamaremos la nulidad de la cláusula multidivisa para que te devuelvan la diferencia de lo pagado de más. Subsidiariamente, haremos un control de abusividad en tu contrato de hipoteca por sí hubiera más cláusulas abusivas que pudieran ser anuladas.

Ventajas de reclamar con Silva & Asociados

Contacte con nosotros y estudiaremos su caso de forma gratuita y sin compromiso. Si usted, en virtud de su préstamo hipotecario, puede o le sale rentable realizar una reclamación, nosotros nos encargamos de todo. No será necesario un pago anticipado, tan solo pagará si usted gana. Además, estudiaremos en profundidad su contrato hipotecario por si existieran más cláusulas abusivas que pudieran ser anuladas, por lo tanto, podría traducirse en más dinero a recuperar en una sola operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.